Entradas

Mostrando entradas de 2017

Los números mágicos

Imagen
De tantas y tantas veces que a lo largo de mi vida he oído sentencias sobre asuntos varios, una de ellas es   la magicalidad o importancia para la vida de las personas, de los animales y cosas del número siete.  El número tres, o cualquiera de sus múltiplos, también aparece con frecuencia en ritos mágicos y en ritos religiosos.  Los números en cuestiones de adivinación o de rogativas gozan de fama en cuanto a su eficacia en la cantidad de veces que es imprescindible recitar un enunciado o ejecutar una acción concreta. A veces, como en otros temas, quienes más pontifican y o dictan sentencias con implacable autoridad no son los más doctos en la materia.  En este caso y dado su fama como hombre docto y dado a exagerar o redondear sus escritos, como Fray Antonio de Guevara, magnifico escritor que merece la pena ser leído y estudiado, se pronunció acerca de la importancia de algunos números y de sus múltiplos.  Es preciso señalar que él perteneció a una época donde los conocimientos no er…

Es cierto, lo ha dicho la tele.

Imagen

Hace mucho tiempo, recordé y escribí...

Imagen

Un antiguo relato

Imagen

Tiempos modernos

Imagen

Andrés Rueda: Estambul

Imagen
Andrés Rueda Art gallery



Cuando vi la obra de Andrés Rueda por vez primera, me imaginé presenciar una puesta de sol en Estambul. Fantasee en la distancia con formas y espacios. Dibujé la gran cúpula de Santa Sofía flanqueada por los minaretes como lanceros guardianes de su princesa, [primero mora y después cristiana]. Y vi como en un sueño una ciudad de cuento de las mil y una noches, y fantasee con otros tiempos y otras épocas, con moros de a caballo y con cristianos cruzados con las capas al viento y la cruz por estandarte. Y vi los tesoros que Estambul encierra. Y vi una ciudad dividida en dos por el mar y muchas por los hombres. La mirada errabunda siguió colores y busco formas. Y mi cabeza borró formas y diferenció tonos, y encontró gamas, y encontró manchas y descubrió oro y descubrió azules y miró más de cerca, y más adentro. Y se maravilló con el juego de masas de luz sin forma. Que encajan y se resuelven las unas entre las otras. Y atrapa la gran mancha rosa que, ahora, es el …

El gato negro

Imagen

Carmen

Imagen

Flores para los muertos

Imagen

Dibujos de Diego Alberto Pardo Asunción

Imagen

Eros, Ethos, Logos y Mythos en la escultura de Paco Pardo

Imagen

El matrimonio Arnolfini: Una historia contada con pinceles.

Imagen
Lasimágenes hablan y nosotros hablamos con ellas. Lo que las imágenes nos dicen y lo que nosotros les decimos a ellas lo guardamos en nuestro corazoncito o en el bolsillo -quizás para depués escribir sobre ello, a modo de boceto-. Sin embargo, lo que unos y otros decimos de ellas y cómo enganchamos por su causa buenas conversacionres requiere de algo más; y es que en estos asuntos el todo nunca es igual a la suma de las partes; incluso puede llegar a convertirse en un tema sin terminar. En un tema al que se le da por finalizado en un punto que no es el fin, siempre ñpodremos continuar donde lo dejamos o hilvanar ese asuntos con otras ocurrencias o intereses.
Además, lo que unos y otros decimos de ellas puede tomarse como un tema importante para investigar, o al menos para pensar y mantener una buena conversación como digo arriba. Es el caso que ocurrió con unos amigos cuando hablamos de los Arnolfini. El famoso matrimonio pintado por Van Eyck. Con este asunto pasamos una grata velada …

Detrás de las fotinias

Imagen
En medio de un recinto amurallado transcurría su día a día. Se diría que permanecía ahí adentro por propia voluntad. Nada, en apariencia, impedía avanzar a la neófita. Sin embargo, ella permanecía en pie, callada, la cabeza baja, las manos juntas apretada una contra otra como si se sujetara un dolor interno más fuerte que ella misma; los labios apretados se abrían ligeramente de vez en cuando forzados por el aire que salía de su cuerpo, como una exhalación, como si fuera su último suspiro.  Añoraba las tardes junto a Berta, tras el muro vivo que las separaba del jardín y de todas las demás niñas que junto a ellas se educaban, allá lejos, lejos en el tiempo y en el espacio, con las Reverendas Madres del Perpetuo Socorro.  Por entonces ella soñaba con recorrer el mundo. Ella y su amiga, las dos juntas aunque estuvieran a miles de kilómetros una de la otra. Desde que una tarde estuvieron a punto de ser descubiertas, se juraron amor eterno. Amor eterno, cuando el amor es una libertad. Ja…

Agua, San Marcos.

Imagen
Hoy, que ¡por fin! ha llovido en Madrid, pienso en los tiempos en los que los conjuradores de nubes cobraban un salario y disponían de una garita en los alto de una torre -un campanario, por ejemplo- u otro lugar alto, para echar fuera las nubes que amenazaban los sembrados con su descarga. En estos casos se trataba de ahuyentar demonios y de evitar el temido granizo,  pedrisco o  piedra. Se cree desterrada de la faz del mundo que nosotros habitamos la creencia en demonios y nublados traídos por ellos o malas arte de brujas, y asuntos similares. Sin embargo, los amuletos y los rezos usados como protectores y para invocar el auxilio divino, que se han usado y se usan hoy día, nos dicen lo contrario.  Hace años, cuando hacía trabajo de campo en la zona interior de la provincia de Alicante, tuve informantes que habían conocido conjuradoras de nublados. Las más ancianas habían nacido a finales del siglo XIX, y ejercieron durante el XX. Iban acompañadas de niños que "les agarraban d…

El pecado del miedo

Imagen
Cuando diez años para mi eran mucho tiempo y quince me parecían la edad de los adultos, deseaba llegar a cumplirlos con esperanzada impaciencia. ¡Tenia tantas ganas de tener claro todo lo que entonces me preocupaba!
No me preocupaba el hambre que algunos decían que había en España, quizás porque yo no lo sentía ni lo veía por ningún sitio; como tampoco veía a los "chinitos" ni a los "negritos" ni a los "niños infieles" por los que tantas veces salí a postular: con una hucha de barro que representaba la cabeza de un chino o  de un negro. A mi lo que más me preocuaba era "morir en pecado mortal", y como no sabía muy bien cuándo un pecado era mortal o venial -porque a veces la línea divisoria dependía del adulto que te lo dijera- pues yo tenía bastante confusión.
Cuando ya había hecho los "Primeros viernes de mes", que ahora no recuerdo cuántos eran en total los que había que hacer, pero sé que cumplí el requisito con creces, y había dic…

La tradición

Imagen
La España profunda, la del llanto, la del dolor, la España "tradicional" coinciden en gran parte: las imágenes de las mujeres enlutadas, de los hombres sombríos, de las procesiones lúgubres, y de los Cristos "siempre por desenclavar" nos es familiar a los nacidos en el siglo XX, al menos en los tres primeros cuartos del siglo. Las Historia escrita está, y también vivida y sufrida por quién más y quién menos.  El Progreso del siglo XIX pasó por encima de la tradición antigua, que no la eclipsó. 
Aquella España, llamada "España Negra", y la otra, la que llamaron la "España de Pandereta", siguieron su curso  a pesar del Progreso que quizás no las llegó o las llegó tarde.

Y ahora, pasado el siglo XX entero, ¿qué podemos decir de todo aquello que no hayamos leído a estas alturas y/o visto y vivido? El siglo XX que nos trajo con sus adelantos la cura de enfermedades antes mortales, las nuevas tecnologías, las guerras mundiales... guardó en el fondo…

Paco y Lola, curanderos de la Narturaleza. Fotos

Imagen

La lectura

Imagen